El camino de la felicidad

Ideas clave del libro →

  1. No es lo mismo ser feliz que estar feliz. Ser feliz representa algo trascendente; mientras estar feliz representa algo momentáneo.
  2. No hay un camino a la felicidad. La felicidad consiste en hacer de nuestros caminos lo más felices.
  3. Podemos entrenarnos para ser más felices. Al igual que podemos ejercitar un músculo o nuestra memoria, también podemos entrenar nuestra capacidad relacionada con la felicidad.
  4. Si cambiamos la forma de ver las cosas las cosas que vemos cambian. Es fundamental para ser felices un sentido sano sobre nuestra realidad y cómo ésta nos define.
  5. Hay que aprender a entrar (encuentro y compromiso) y aprender a salir (compromiso y desapego). De esto va la vida.
  6. Las dificultades son cosas positivas que ayudan a que encontremos la felicidad.
  7. Mors janue vitae. En este sentido y de forma metafórica, la muerte es la puerta de la vida. Bueno, también en forma literal.
  8. El amor y el odio son los dos grandes motores que motivan e impulsan el vivir. Es obvio e interesante estudiar sus resultados. Pero no viene al caso en este momento.
  9. Nuestras emociones condicionan nuestro nivel de felicidad. Al igual que con los pensamientos, podemos cuidar que sean de la mejor calidad. Hay que renunciar a las emociones que nos dañan.
  10. El desafío no es ser otro, es ser uno mismo. La búsqueda de la felicidad tiene que ver con nuestro camino, no el camino de otros. Qué triste puede ser llegar al final del camino que seguimos porque otros nos dijeron y darnos cuenta que no encontramos la felicidad (éxito, autorrealizacion, satisfacción) que nosotros deseábamos porque encontramos el de un familiar, amigo, vecino o pareja.
  11. El amor adulto nunca es incondicional. Depende de lo que doy y lo que recibo.
  12. Le regla del oso idiota, imbécil, estúpido… ok, me emocioné.
  13. Por último, recordar la teoría de los planos superpuestos.

próximo puesto

Atrás puesto

Dejar una contestacion

© 2022 Le-yen-do

Tema de Anders Norén