Resumen + Ideas + Comentarios

El amor, las mujeres y la vida

Calificación:

El amor, las mujeres y la vida
Mario Benedetti,
Editorial Alfaguara,
ISBN: 9788420422640 .

Benedetti. Tan citado, tan comentado, tan alabado.

Encontré este libro de él y mi propuse a leerlo por dos razones sencillas:

  1. Ya conocía algunos poemas del autor y se me hacían excelsos. Y es que casi todos (sí, todos) hemos leído alguna vez en la vida “Corazón coraza”, “Ustedes y nosotros”, “Viceversa”, “No te salves” y “Chau número tres”. Así que la curiosidad y el deseo me vencieron.
  2. ¡El título! De los títulos más bellos que recuerdo en este momento: “El amor, las mujeres y la vida”. El todo en esta tierra, pues. Los tres principales temas de los que todos tenemos historias o versiones personales. Las tres razones para ser y estar.

De hecho, el título me encantó tanto que hasta pensé (y sigo pensando) escribir sobre esos tres temas que son la base de toda filosofía de vida.

Así que fue inevitable resistirse al libro.

En sí puedo decir que el libro muestra más facetas de Benedetti de las que estamos acostumbrados. Muestra a un Mario Benedetti que en ocasiones es crudo, irrealista, irónico y sarcástico. Muestra a un escritor influenciado por temas divinos o personajes bíblicos. Muestra a un Mario Benedetti capaz de reconocer o no el amor de una prostituta y capaz de promover una terapia contra el hastío de la vida: el fornicio. Muestra a un Mario Benedetti que describe el amor de maneras poco comunes:

“El amor es una migaja entre dos hambres”

Una migaja entre dos hambres. ¿Qué hacen dos hambres cuando solo tienen una migaja frente a ellos? ¿La comparten entre sí y ambos mitigan un poco el hambre o uno de los dos degusta toda la migaja? Para él, después de devorarla, en cualquiera que fuera el caso, el hambre seguiría ahí. Eso es el amor.

Un buen libro si gustan de la poesía, y un excelente libro si gustan de conocer los matices del autor detrás de esa poesía.

Uno de mis nuevos favoritos:

“Enigmas”

Todos tenemos un enigma
y como es lógico ignoramos
cuál es su clave su sigilo
rozamos los alrededores
coleccionamos los despojos
nos extraviamos en los ecos
y lo perdemos en el sueño
justo cuando iba a descifrarse.

Y vos también tenés el tuyo
un enigmita tan sencillo
que los postigos no lo ocultan
ni lo descartan los presagios
está en tus ojos y los cierras
está en tus manos y las quitas
está en tus pechos y los cubres
está en mi enigma y lo abandonas.

próximo puesto

Atrás puesto

Dejar una contestacion

© 2017 Le-yen-do

Tema de Anders Norén