El abrazo del Padre

Calificación:

el abrazo del padre
danilo montero
Editorial Casa Creación,
ISBN: 0884197158 .

El objetivo del libro es acercar al lector a una relación con Dios. Danilo Montero cuenta parte de su testimonio personal en el cual hace énfasis en la etapa en su vida cuando se alejó del conocimiento que tenía de Dios para intentar vivir una vida alejada del Padre. Intento que fracasó debido a la búsqueda y acercamiento que tenía Dios hacia él en ese periodo. Algo que es muy irónico o divino.

Con el desarrollo de los capítulos el autor muestra la condición humana de rechazo al llamado del padre como algo natural y experimentado por algunos profetas antiguos. Hace un reto a buscar el cambio y a encontrarlo no en el esfuerzo humano (religión), algo también muy común hoy en día en todo el mundo; sino en la aceptación de la gracia de Dios por medio del sacrificio de Jesucristo.

Se menciona la conocida parábola del hijo pródigo que dice en Lucas 15 del 11 al 24:

11 También dijo: Un hombre tenía dos hijos;
12 y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes.
13 No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.
14 Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle.
15 Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos.
16 Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba.
17 Y volviendo en sí, dijo: !!Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!
18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti.
19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.
20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.
21 Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.
22 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies.
23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta;
24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

Danilo hace uso de ésta parábola para mostrar a Dios como un padre con los brazos abiertos dispuesto a recibir al hijo perdido. Sin juicios, castigos ni reclamos. Completo amor, misericordia y gracia. Es quizá una de las parábolas más bellas que he leído ya que rompe con el estereotipo del Dios castigador, airado y lejano y muestra a un Dios que ama, perdona y restaura. Una invitación por demás tentadora a aceptar dicho abrazo.

próximo puesto

Atrás puesto

Dejar una contestacion

© 2019 Le-yen-do

Tema de Anders Norén